El Hogar San Camilo

Antes de hablar del Hogar, repasaremos brevemente, la situación general en Lima (Perú), dónde se ubica, y qué es de pobreza intensa y generalizada. Dentro de las condiciones de vida tan difíciles, las personas enfermas son las que las sufren con mayor intensidad. La pobreza extrema lleva a las familias a una desestructuración profunda en la que los niños malviven en la calle desde que comienzan a caminar; por tanto, la calle se convierte en la verdadera escuela de vida y no la familia. A esto hay que unir las condiciones insalubres de la vivienda, la carencia de servicios higiénicos, la incertidumbre de que se podrá comer cada día...

 

En este marco, la alimentación consiste básicamente en arroz, muy poca verdura y fruta y en escasísimas ocasiones proteínas. Si a esta realidad sumamos el ser portador de VIH, el modo de supervivencia lleva a muchas familias a formas de vida extremas.

-   Se estiman en más de 70.000 las personas seropositivas en Lima, de las cuales tan sólo 1.800 tienen acceso a la medicación adecuada, es decir, al tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA).

-   La vía de transmisión es sexual en la gran mayoría, sobre todo la heterosexual.

-   Por un lado, la gran promiscuidad y por otro, la falta de recursos económicos y de conocimientos/información, hace que el virus se propague. De este modo, es muy frecuente encontrar a familias enteras afectas de SIDA.

- Las personas seropositivas tienen que enfrentarse a la estigmatización que se producen en el entorno más cercano si se llega a conocer el diagnóstico.

-   En la práctica, no existe ningún tipo de seguro médico que trabaje por la salud de las personas que no tienen dinero ni para comer cada día.

El Hogar San Camilo (HSC), entidad religiosa sin fines de lucro, fue fundado el 30 de septiembre de 1995 por los Padres Camilos, cuya orden tiene el carisma de la atención a los enfermos. Por esos años no habían muchas instituciones que ayudaran a las personas viviendo con VIH / SIDA (PVVS) y la incidencia de la enfermedad crecía de forma sostenida.

El objetivo del Hogar es acoger, acompañar y atender a la persona, impulsando un camino de salud donde prima el valor de la vida. El Hogar, en su concepto de salud, desarrolla una serie de proyectos que pretenden abarcar el problema del VIH/SIDA y a la persona de manera integral, para lo cual son atendidos por profesionales de diferentes áreas: salud, social, emocional y espiritual. Además, se acerca a ellos, desde el concepto de la familia, atendiendo a ésta en su totalidad, y trabajando con los distintos miembros de la misma.

 

La asistencia a dicha población, se lleva a cabo a través de programas que se han ido implementando a lo largo de la existencia del Hogar. A través de ellos y hasta el año 2008 más de 15.000 personas han sido beneficiadas. Quienes acuden al Hogar son personas o familias afectadas por el VIH/SIDA, que, en su mayoría, viven en pobreza extrema en zonas deprimidas de la ciudad de Lima y que semanalmente participan de las actividades que les brinda el Hogar. El conjunto de estas actividades son una propuesta que apoya el fortalecimiento de las personas, el creer aún en la vida que tienen  trabajando por ella y pensando en  su reintegración social. Por otro lado, el HSC realiza actividades preventivo-promocionales que contribuyen a frenar la epidemia.

Los programas del HSC se llevan a cabo gracias al apoyo de instituciones públicas (Hospital dos de Mayo, Ministerio de Salud, etc.) y privadas. El HSC ha llegado a ser un punto de referencia para muchos enfermos, familiares e instituciones privadas, públicas y de la iglesia católica, comprometidas en la lucha con el VIH/SIDA en el Perú. Algunas líneas de acción como visita domiciliaria y alimentación de lactantes con lecha maternizada han sido replicadas por otras entidades.

En Noviembre de 2004, gracias al Fondo Global de las Naciones Unidas y en convenio y con autorización del Ministerio de Salud, el Hogar San Camilo fue elegido uno de los centros donde se administra Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA) a adultos con VIH/SIDA. El programa tiene en la actualidad unas 340 personas en tratamiento y una lista de espera creciente.

Además, el Hogar cuenta con un equipo multidisciplinario que desarrolla actividades con los niños seropositivos o que son hijos de personas con VIH/SIDA.

El 11 de Febrero de 2006, se inauguró una sede del Hogar San Camilo en la ciudad de Arequipa para acompañar a niños y adultos seropositivos y a huérfanos, hijos de padres fallecidos a causa de la enfermedad. En este Hogar se puso especial énfasis en la prevención de la transmisión vertical, es decir, de la madre al feto.

El 22 de febrero de 2008 se inauguró el Centro de Excelencia, que permite un mejor servicio, abarcar a más personas y realizar, en colaboración con el Instituto Saco de Milán, proyectos de investigación sobre el VIH/SIDA.

Se ha logrado, en estos años, desarrollar actividades y programas que todos unidos le dan al Hogar la fuerza y la capacidad de brindar un servicio  y una atención integral. Lo que hace la diferencia en todo esto es el carisma de San Camilo que impregna toda actividad humana a favor de los enfermos.

Nos gustaría reseñar que todos los trabajadores del Hogar son peruanos, y por tanto, conocen la realidad de su país, su cultura, lo que permite un mayor acercamiento a las personas que acuden al Hogar. Y, por otro lado, se les ofrece un trabajo. Sí colaboran en el Hogar numerosos voluntarios extranjeros, la mayoría europeos, aunque también peruanos.

También, nos gustaría comentar, que el Hogar se “nutre” de ayudas económicas públicas y privadas, y de donaciones de productos perecederos que tal como llegan al Hogar, se reparten entre las familias más necesitadas.